Los establecimientos de la VII Ruta de Cruces y Tapas participan en un programa de asesoramiento gastronómico gratuito y personalizado

  • Dos consultores gastronómicos visitan estos días los bares, cafeterías y restaurantes inscritos en esta nueva edición del evento para conocer y mejorar las tapas que presentarán a concurso.

Los establecimientos de hostelería y restauración de Santa Cruz de La Palma, Breña Baja, Breña Alta y Villa de Mazo inscritos en la VII Ruta de Cruces y Tapas reciben en estos días la visita de dos consultores gastronómicos que les ofrecen asesoramiento gratuito y personalizado sobre todo tipo de cuestiones técnicas vinculadas a la elaboración de las tapas, la selección y armonía de los ingredientes elegidos, técnicas de cocción, proporción, emplatado o presentación, entre otros aspectos cuantitativos y cualitativos relacionadas con las combinaciones gastronómicas con las que participarán en esta nueva edición de la ruta de tapas, se informa en nota de prensa.

Una iniciativa con la que la organización de la VII Ruta consolida un año más su apuesta con la mejora continua y la puesta en valor de la gastronomía local, dotando a los participantes de las herramientas necesarias para llevar a la mesa lo mejor de cada cocina, respetando siempre las particularidades de la oferta culinaria que el propio establecimiento ofrece a diario a sus clientes.

De esta manera, en su primera visita a los establecimientos, el equipo de consultores no sólo conoce y saborea cada una de las tapas con las que, a posteriori participarán los establecimientos en el concurso, sino que, además, intercambian impresiones y conocimientos en materia culinaria y ofrecen sugerencias, aportaciones, analizan el escandallo de las propuestas para valorar la relación calidad-precio e incluso han reestructurado algunas de las tapas inicialmente previstas, diseñando mano a mano con los inscritos y en función de la carta y los productos existentes, nuevas combinaciones.

Tras esta primera toma de contacto,  los bares, cafeterías y restaurantes inscritos en esta nueva edición de la Ruta de Cruces y Tapas, recibirán la próxima semana una segunda visita en la que los consultores comprobarán en qué medida se han incorporado los criterios de mejora sugeridos, con el fin de valorar la idoneidad y consonancia de las tapas con el objetivo de esta iniciativa gastronómica, puesta en marcha por la Delegación de la Cámara de Comercio en La Palma con el respaldo de los cuatro Ayuntamientos de la comarca este y las asociaciones de empresarios de su ámbito de actuación.

Todo ello con el firme compromiso de ofrecer entre finales de abril y mediados de mayo a residentes y visitantes la oportunidad de degustar nuevamente algunos de los sabores más característicos de la cocina palmera en el marco de una ruta que fusiona gastronomía y tradición y en la que participan cerca de una treintena de establecimientos de hostelería y restauración.

Como en años anteriores, los establecimientos participarán con dos tapas, una característica de la cocina palmera y elaborada con los ingredientes propios de la cocina local e indicados en las bases de participación y, la otra, en la modalidad de tapa libre y abierta a la creatividad y al estilo de cocina propio de cada empresa. Las tapas se servirán al público durante las fechas de celebración de la ruta por el precio de 2,50 acompañadas de su correspondiente bebida.

Los comentarios están cerrados